viernes, 12 de abril de 2013

El Metodo "House" o cómo ser un gilipollas.

Hola chicos y chicas. ¿Que tal están? Llevo días intentando escribir en blogger, pero no funcionaba, hasta que descubrí que necesitaba cambiar de navegador. Ahora, os escribo esto desde Mozilla y es odioso porque no he visto navegador con más anuncios en mi vida.

He tenido noticias sobre una antología benéfica en la cual he participado, pero todavía va a tardar en salir, así que, no tengo otra que mantenerme callada. No os preocupeis, os lo diré cuando me lo permitan.

Oí me he encontrado un comentario en Facebook, que me ha dado una cosa de la que contaros. Gracias a Laura Morales por su inspiración (por si entras, un beso)

Los escritores y nuestros libros estamos constantemente expuestos a las criticas, ya sean positivas o negativas de diversas personas : blogs, personas independientes, incluso otros escritores, aunque estos deban andarse con cuidado para no caer en las etiquetas ajenas de envidioso o crítica amiguista. (Eso lo comentaré en otra entrada) En general, estas críticas suelen sernos muy beneficiosas a escritores noveles. Por mucho que hablemos de nuestro punto de vista, y que escribimos lo que el corazón nos dice, a veces estamos tan metidos en nuestra historia que no vemos las cagadas que hacemos y que, sin un comentario, seguiríamos repitiendo. Ahora bien, para todo hay límites. El Método House (si, el medico) queda muy bien en la pantalla, pero nadie se imagina el daño que puede hacer a una criatura.

Ahora os preguntareis ¿Que coño me habla esta del Metodo House? Y ¿Qué es ese metodo?. Vale, si me habeis pillado, me lo acabo de inventar, jejeje. El Método House es una manera de hacer crítica que no aporta nada, solo busca hacer daño. Los motivos pueden ser varios: Envidia, aburrimiento, ganas de joder que nos hace remitir a la segunda opción...

En el caso de los libros y escritores, en lo que me centro, son unas criticas que suelen rozar lo ridículo. Son negativas, por supuesto (el que haga daño con una crítica positiva, es el puto amo, XD) Un comentario negativo bueno, o sea constructivo, no es tan difícil de hacer, solo comentas este libro no me gusto por esto, esto y esto. hablando de experiencias propias, tengo la suerte de que las pocas que he tenido han sido en ese aspecto. Y, no creáis, he aprendido unas cuantas cosillas gracias a ellos, igual que con las buenas, he podido conocer mis fortalezas y mis debilidades, saber a que debo alimentar y que debo dejar agonizante. Seamos sinceros, incluso estas te hunden en la miseria. Los amigos te dicen que no te lo tomes tan a pecho, que es algo normal. Si, es verdad, pero somos humanos. Al final ves lo bueno pero reconozcámoslo, compis escritores: los primeros segundos les deseamos a esos críticos una tortura larga y dolorosa.

Luego de irme por las ramas, volvamos a las ridículas de esta gente. No hacen nada de lo antes comentado, sino que ves criticas personales tipo "esta tipa le hace falta un buen polvo" en el caso de una escritura de literatura erótica o "Tiene cara de bollera", ofensas personas que te hacen dudar de que tras esas ofensas personales haya un ser con un cociente intelectual en la media. Y , cuando al fin se dignan a hablar del libro que parece ser tanto les ha horrorizado, no esperéis reflexiones profundas y mordaces, estilo al señor Gregorio Casas (que, por lo menos, nos reiríamos un rato). Su neurona no va más allá de "Es una mierda" o " Hay que quemarlos todos porque soy Dios y lo que pienso es la ley absoluta"

Hay una cosa que no debemos olvidar: por mucho que pensemos que un escritor se convierte en una persona de interés social, no significa que la persona deje de ser persona y, se merezca el respeto que irónicamente, estos mamarrachos  tipos piden a los que se enfrentan a ellos. Creo que no conocen esa máxima legal de que "la libertad se acaba cuando atentas la de otro"

Si tienes un impulso mordaz de atacar un libro, ten en cuenta algo: Poner a parir a, digamos E.L James o JK Rowling, son escritoras que ganan mucho, tienen legiones de seguidores y, perdón por las palabras, pero se la suda lo que alguien escriba en su blog. Pero si hablamos de una española, que acaba de empezar y tiene muchas inseguridades, amigo mío, sé humano y, si tienes tachas sobre su libro, se delicado. Ayúdala a aprender no a hundirse en el barro.

Creo que ya os he aburrido demasiado. Si conocéis a alguien que utilice este Método, no hay peor castigo que la indiferencia. Aunque, si atacan a alguien a quien queréis, es entendible que os lancéis como hienas a por su yugular. Sed pacientes y actuar con cabeza. Bueno, aunque un poco de sangre va muy bien como antioxidante... XD

Hasta otra y sed buenos

2 comentarios:

  1. Pues ese es el dilema, los blog están para hacer un resumen del libro y comentar que le ha parecido el libro o sea comentar, no para hacer críticas por que para eso están los críticos, que su trabajo es ese, lo demás es puro daño.

    ResponderEliminar