viernes, 12 de octubre de 2012

Ser Dios es un lío.



Actualmente, hacerte un hueco en ese amplio mundo que es Internet es un horror. Admitamoslo, hay miles y miles de escritores (cosa que no es mala...la mayoria de las veces) y muchos luchamos por nuestro sitio en la web, el lugar propicio para darnos a conocer. Es una estrategia que yo denomino "Ser Dios" que consiste en estar en todas partes para optar a que alguien importante te vea (lectores, editores, tu madre que también tiene derecho). Por favor, cristianos convencidos, no me linchéis por ese nombre, XD

Hay miles de redes sociales: Facebook, Twitter, Tout (si, lo usa más gente aparte de la WWE), LinkedIn, la de google que nunca me acuerdo de su nombre... todas ellas, sean más o menos conocidas nos dan la oportunidad que, de otra manera, ansiaríamos toda nuestra mundana vida. Porque ¿que cosa más bonita hay que ser inmortales en las letras de nuestro libro? Ah, si bueno, la paz en el mundo... pero es que no soy una miss.

Como no, no soy menos ni mas que nadie y debo caer en esa blasfemia de la estrategia "Ser Dios". Estoy sobre todo en Facebook, pero no me he olvidado de crear mis cuentas en todos los demas sitios, hasta en Wattpad, tengo mi blog, etc... Así que; ¿Cuál es el problema? Uno que jamás tendrá el Doctor Who: tiempo.

Vivo absorbida por la facultad, igual que muchos de los que me leeis ahora. Como dijo una buena amiga mia "este año la facultad es más tu casa que la propia". Y tenía razón. Y me eche a  llorar. Salir a la facultad por la mañana y llegar a las 8, 9 ó 10 según el día  no hace que te llenes de emoción por encender el ordenador y ponerte a actualizar tooooooooooddddoooooossss tus perfiles. A veces ni siquiera de encender el patatamovil  ordenador, porque tarda en arrancar tres lustros  solo quieres dormir.

Así que ser Dios es más lioso de lo que creemos, como descubrió Jim Carrey. Pero, a no ser que nos convirtamos en el nuevo Dan Brown o en la nueva Rowling, ese es nuestro sino. Aunque, como todo no es bueno ni malo, cuando recibes un mensaje de algún lector, o conoces a gente maravillosa con tus mismas aficiones, es cuando te das cuenta de que merece la pena tanto esfuerzo.

3 comentarios:

  1. La verdad que te entiendo muy bien. Tantas cosas que hacer que no siempre se tiene el tiempo ni la gana de encender el pc y ponerse a actualizar. En el fondo no hay que obsesionarse, sino seguir trabajando por lo que uno quiere y la recompensa, llegar llegará :) SAludos

    ResponderEliminar
  2. Hey mujer, es parte del show.... el último año de universidad me la pase durmiendo 3 horas diarias para cumplir con todo, es realmente cansado, pero vale la pena. Al final del día sabes que has hecho tu mejor esfuerzo y nadie puede quitarte eso.

    Sonríe, levanta el mentón y atiborrate de cafeína ;) estoy segura que sobreviviras.

    Saludos desde México

    ResponderEliminar
  3. Lo bueno es que siempre tienes algo que hacer, ergo no te aburres nunca :)
    Tenéis razón, al final llegaran las respuestas a los sacrificios.
    Gracias por comentar <3

    ResponderEliminar